¿Cómo disfrutar de las vacaciones?

 

 

–  PÍLDORAS DE BIENESTAR –

 

 

Ya vamos notando el calor y todo va oliendo a vacaciones. Están a la vuelta de la esquina. Primero los pequeños de la casa, después nos toca a los mayores. Todo un año trabajando, tras el que llegan las esperadas vacaciones. Quizás estás más cansado, te sorprendes pensando en qué meter en la maleta o en la estrategia de cómo colocar la sombrilla en primera línea de playa. ¡Sí, te mereces unas vacaciones! Ya tienes los días cogidos pero … ¿cómo disfrutar de tus vacaciones?

 

Hoy quiero contarte cómo disfrutar de las vacaciones. Son ideas que te pueden ayudar, y  que (como sabes que siempre digo) tienes que hacer tuyas, darles una vuelta y ajustarlas a tu realidad personal. Y también recordarte, y lo escribo en mayúsculas, que LAS VACACIONES SON NECESARIAS. Es una prescripción psicológica 😉

 

 

Son tus vacaciones, tú eliges el plan

 

Sí, son tus vacaciones y tú eliges el plan. Después de un año trabajando (estudiando…) te mereces elegir unas vacaciones que te gusten. Puede ser hacer turismo en un sitio que no conoces, una actividad deportiva, la casa familiar de la playa o el pueblo para recordar viejos tiempos. Tú eliges, son tus vacaciones. No son ni mejores ni peores que las del vecino. Son las tuyas, y cada uno tiene sus gustos y sus preferencias.

Es cierto que tienes que ver tus circunstancias personales, y que quizás tu deseo tienes que ajustarlo a tu realidad. Seguro que puedes encontrar tiempo para ti en las vacaciones familiares o hacerte una escapada tú solo o con tu pareja o amigos. Mira de qué forma lo puedes combinar y que las vacaciones sean del gusto de todos.

 

 

Desconecta y baja el ritmo

 

En nuestro día a día llevamos un ritmo vertiginoso, en un continuo hacer y en ocasiones pensamos eso de ¡necesito parar! Enlazamos una tarea con otra y se nos olvida parar. Y las vacaciones pueden ser un buen momento para ello, aunque elijas un plan más movido.

Necesitamos desconectar, hacer algo diferente y dejar de hacer por unos días lo que hemos hecho durante el año, y en lo que continuaremos después. Ahora es momento para otra cosa. Es momento para ti. Desconéctate de aparatos y conéctate con la vida y el plan que has elegido. Deja la agenda y el reloj a un lado, reduce las tareas para hacer.

 

 

Aquí y ahora, disfruta

 

El famoso carpe diem no es nada más (y nada menos) que conectarte con tu presente, con tu experiencia, con lo que estás viviendo. Quizás has planeado tus vacaciones cuidadosamente pero algo no sale como esperabas. Recuerda que siempre hay algo que se nos escapa, ¡no podemos controlarlo todo! Respira y disfruta de lo que hay, de lo que tienes, de la gente con la que estás. Hay planes que saldrán como habías previsto y otros no, y quizás en estos ‘contratiempos’ te  puedas sorprender. Las cosas mágicas suceden fuera de la zona de confort. 

Y lo que tienes es tu tumbona en la playa y el rumor de los niños jugando con la arena, una partida de cartas con los amigos en el pueblo, un paseo por las playas poco concurridas de Marruecos o un libro mientras tomas un té. Son tus vacaciones. Estás de descanso. No estás trabajando. Ya vendrá, pero en este momento no.

 

Y después de leer el artículo de hoy, si estás de vacaciones (y si no también), apaga tu móvil u ordenador, relájate y disfruta…

 

 

Te espero en los comentarios. Si te ha gustado ¡dale a LIKE! Y si crees que a alguien le puede servir, ¡compártelo!

 

 

Y siempre,

Caminando Contigo…

 

Leticia Acevedo

Psicóloga y Psicoterapeuta

 

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de privacidad y de cookies de este sitio web. Pincha el enlace si quieres más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar