Terapia por Internet, pregunta al experto

 

La terapia por Internet está en auge. Al principio uno puede sorprenderse o tener dudas sobre su eficacia. Hasta donde yo he trabajado con ella, puedo decirte que funciona.

Como os comenté hace unas semanas, hoy os traigo la entrevista a Paula Massa, psicóloga de psicologoparati.com y experta en terapia por Internet.

Y es en parte gracias a Paula por la que empecé a probar. Ella lleva tiempo trabajando con esta modalidad de terapia, y nos aclarará dudas.

 

Comenzamos…

 

Terapia por Internet, pregunta al experto

 

Leticia: ¿Cómo describirías tu experiencia con la terapia por Internet? 

 

Paula: La definiría como sorprendente y una buenísima forma de aplicar los avances de la tecnología en una dirección muy positiva.

Sí, yo fui la primera sorprendida cuando trabajando en el hospital con pacientes en tratamiento oncológico, un paciente me comentó encontrarse bajo de defensas, sin poder salir de casa y, por tanto, no pudiendo acudir a mi despacho. Sin embargo, se encontraba en crisis y decía necesitar mucho, nuestra sesión de ese día. Así es como hice mi primera sesión online y el resultado fue muy positivo. Me convencí con el hecho de pensar que al paciente no le iba a hacer ningún mal. Y el resultado fue todo lo contrario. Le ayudó y mucho!

 

 

¿Hay pacientes que inician directamente un proceso de terapia por Internet?

 

Sí. Hay pacientes que recurren desde un primer momento a la terapia por Internet. Ahora, que me estoy enfocando concretamente al mundo de los expatriados, es lo que en el 99% de los casos sucede. Se encuentran fuera de sus países y, sin embargo, buscan un apoyo muy especial por temas relacionados con su proceso de adaptación o por otros temas, y por ello, sin duda, eligen que sea en su idioma. La terapia por Internet, es de las mejores soluciones en este tipo de casos. Curiosamente, en alguna ocasión, ha surgido que el paciente ha venido a su país por distintas razones y hemos aprovechado para conocernos “presencialmente” en mi despacho. Lo cierto, es que no llegamos a encontrar mucha diferencia en la sensación que hemos llegado a generarnos a nosotros mismos.

 

 

Y aquellos que combinan la terapia presencial con la online ¿cómo crees que es su experiencia?, ¿cómo ha sido el paso a la combinación de ambas?

 

Esa combinación les ha resultado la opción más cómoda. No renunciando a sus sesiones presenciales, con “la parafernalia” que en ellas requiere. Lo cual es bueno también para según que pacientes. Cuando en algún momento no han podido acudir, hemos concretado por Internet y eso nos ha permitido no frenar su proceso.

 

 

¿Para qué personas está recomendada?

 

Yo lo recomendaría a todo tipo de personas. Pero el perfil o perfiles que más he llegado a encontrarme, ha sido jóvenes con una media de edad entre los 20 y 35 años, que o bien están estudiando fuera o han tenido que salir fuera de su país a buscar trabajo. También, tengo bastantes pacientes, en los que el motivo por el que recurren a la terapia por Internet, es el volumen de ocupación que hay en su vida: gente que tiene trabajos muy absorbentes, personas que además se ven invadidas por sus obligaciones familiares o personales…
Lo cierto es que con lo que empecé, y a lo que también quiero dirigir la terapia por Internet, es a gente enferma con dificultades para desplazarse, son bastante desconocedores de esta opción y de forma directa, recurren poco a ella.

 

 

¿Qué ventajas encuentras en la terapia por Internet?

 

El tiempo que no se pierde en desplazamientos, el no renunciar a una terapia en tu idioma (aunque te encuentres en un país extranjero), él no tener que interrumpir tu ritmo de aprendizaje y crecimiento, a pesar de tener viajes de trabajo u otras circunstancias que generarían interrupciones.

 

 

¿En qué casos la desaconsejarías?

 

En realidad, no la desaconsejaría en ningún caso. Creo que no es el caso lo que puede hacer resultar poco efectiva una terapia por Internet, sino el profesional y la manera que tenga de trabajar. Creo que en corrientes más psicoanalíticas, donde el paciente hace una asociación libre de ideas procedentes de su subconsciente, el paciente puede llegar a dispersarse más, al no ser un método de trabajo más interactivo entre terapeuta y paciente.

 

 

¿Cuáles son las desventajas o inconvenientes? O bien aspectos a tener en cuenta.

 

Esto que menciono. Hay metodologías en según qué corrientes, donde creo que al no haber una interacción más directa entre el terapeuta y paciente. Por tanto, hay que controlar más, los estímulos ambientales que llega a ofrecer el propio despacho profesional.

 

 

Una de las principales críticas es que de primeras la terapia por Internet parece fría y distante. ¿Cómo se logra crear un clima cálido y de apertura?

 

El terapeuta que hace terapia por Internet, creo que previamente tiene que haber adquirido la capacidad de desarrollar ciertas habilidades terapéuticas que sirvan para paliar precisamente esa “supuesta” frialdad. Así es como se consigue una calidez en el clima que incluso, invita al paciente a jugar con su propio entorno (casa, despacho, hospital) muy a su favor. Llamando algunos a ese rincón de su vida, incluso, el “rincón de terapia”. Este lo utilizan en otros momentos de su vida (no tiene porqué haber sesión)  para conectar consigo mismos.

 

 

Y si el paciente llora o se emociona, ¿se puede manejar?

 

Por supuesto que se puede manejar. Vuelvo a hacer referencia aquí a las habilidades del terapeuta, que hacen conseguir que mediante la palabra, el paciente se pueda permitir expresar sus emociones sin ninguna represión.
Este aspecto, como sucede en terapia presencial, puede verse más limitado por características propias del paciente y no tanto por la manera en que haga su terapia.
Terminamos con una última pregunta que me han enviado por facebook .

 

 

¿Cómo se da un abrazo digital?

 

El “abrazo digital” es precisamente una de esas herramientas terapéuticas de las que os hablo. En la terapia por Internet la palabra tiene una valor esencial. No sólo se trata del contenido de ésta, sino el tono con el que se conjugan cada una de ellas. Es importante llevar a cabo un tono enérgico, animado, dinámico y motivador. Y al mismo tiempo cercano, para generar una confianza en el paciente.

 

 

 

Hasta aquí la entrevista con Paula Massa, de psicólogoparati.com. Cualquier duda que te surja sobre la terapia por Internet, puedes ponerte en contacto con ella, vía presencial u online 😉

 

 

 

 

 

No quiero despedirme, sin reiterar que LA TERAPIA POR INTERNET FUNCIONA. Sólo tienes que probar. Y yo sigo tomándome tés online. Las últimas sesiones de Caminando Contigo Psicoterapia han sido nada más y nada menos que con Australia!! 🙂

 

 

Te espero en los comentarios. Si te ha gustado ¡dale a LIKE! Y si crees que a alguien le puede servir, ¡compártelo!

 

 

Y siempre,

Caminando Contigo…

 

Leticia Acevedo

Psicóloga y Psicoterapeuta

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de privacidad y de cookies de este sitio web. Pincha el enlace si quieres más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar