¿Para qué sirve escribir un diario personal?

 

–  PÍLDORAS DE BIENESTAR –

 

Hoy quiero contarte acerca de qué es y para qué sirve escribir un diario personal. Quizás te vengan a la mente recuerdos de cuando éramos niños o adolescentes. En él escribíamos lo que nos pasaba cada día, anécdotas, peleas con los hermanos o con los amigos, el primer amor, o el primer desamor… Es algo parecido, y a la vez diferente. Yo personalmente lo escribo. Hace años que lo hago. Y es algo que recomiendo muchas veces en terapia. Aunque a veces genera dudas o recelos, muchos sois los que me decís que os funciona.

 

¿Qué es un diario personal?

Un diario personal es un cuaderno o libreta en el que escribes sobre ti. Es recoger por escrito experiencias de tu vida, sentimientos, pensamientos, ideas… Es escribir de una manera muy personal, por y para ti. Algo que puedes hacer todos los días, de vez en cuando o cuando sientas que lo necesitas. Es una especie de diálogo contigo, a solas.

No hay mucha más definición. Es un cuaderno de tu vida, que escribes tú.

 

¿Para qué sirve escribir un diario personal?

Personalmente encuentro beneficios de escribir un diario personal, como:

  • Escribir es parar. Es dedicarte un tiempo para poner atención en cómo estás y cómo te sientes.
  • Es liberar. Darte permiso a expresar por escrito lo que sientes y piensas. Lo que te preocupa.
  • Es ordenar emociones, pensamientos, ideas. Es hacerlo de una manera diferente a pensarlos. Cuando pensamos, muchas veces sentimientos y pensamientos andan liados, van muy rápido, son muy intensos. Al escribir, cambiamos el ritmo. Nuestra mano no va tan rápido como nuestra mente.
  • Te sirve para darte cuenta, para ser más consciente de ti y de lo que te pasa por dentro. Puede ayudarte a esclarecer y a entender.

 

Recomendaciones para escribir un diario personal

Estas son algunas recomendaciones para que escribas tu diario personal:

  • Papel frente al ordenador. Una vez escrito así se queda. Con el ordenador siempre podemos caer en la tentación de borrar, escribirlo mejor… Y la idea es liberar, no ponerlo bonito. Y si prefieres con el teclado, bien está.
  • Considero que es bueno que haya cierto orden. Es mejor un cuaderno que hojas sueltas.
  • Dedícate tiempo. Veinte o treinta minutos puede estar bien. Quizás necesites más. Tómalo como hábito, aunque sin exigencias. Puedes escribir de vez en cuando o todos los días.
  • Dedícate un espacio. Un lugar en el que estés tranquilo, libre de interrupciones (en la medida de lo posible).
  • Siéntete libre con lo que escribas. Sin filtros. Es tuyo y solo tuyo. Sé sincero contigo.
  • Escribe desde la emoción, y no solo una sucesión de anécdotas o experiencias.
  • ¿De qué escribir? De lo que quieras. Si estás ante una situación difícil, que no sabes cómo manejar. De lo que te preocupa o inquieta. Si estás triste. Si te emociona una nueva experiencia que estás viviendo.
  • Mucha gente escribe solo en momentos difíciles. Pero puedes escribir de cualquier experiencia, emoción o pensamiento de tu vida.
  • Escribe la fecha. Así sabrás cuándo escribiste qué.
  • Puedes elegir si releerlo o no. Si lo haces, sé respetuoso contigo, con lo que escribiste y cómo te sentiste en ese momento, aunque ahora lo veas de otra manera.

Como sabes, las recomendaciones son solo eso, recomendaciones. Hazlas tuyas y encuentra tu manera de escribir.

 

Y tú ¿ya has probado a escribir tu diario personal? Yo, por mi parte y desde mi experiencia, te digo que me funciona!

Te espero en los comentarios. Y si crees que a alguien le puede servir, ¡compártelo!

 

Y siempre,

Caminando Contigo…

 

Leticia Acevedo

Psicóloga y Psicoterapeuta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp